Receta para hacer una panna cotta


Receta para hacer una panna cotta

Proponemos una receta de uno de los postres italianos más reconocidos: la panna cotta. En esta cuarta semana de confinamiento te presentamos otra opción para entretenernos en la cocina, sobre todo, si tenemos niños pequeños en casa.

Se trata de un postre que se sirve frío o a temperatura ambiente (por eso es ideal, ahora que se acerca el buen tiempo). Además, es parecido al flan que conocemos en España con la diferencia de que la panna cotta tiene una textura más cremosa.

Ingredientes para cuatro raciones:

  • 500 ml de nata para montar.
  • 60 gr de azúcar blanco.
  • 3 hojas de gelatina.
  • Una vaina de vainilla o una ramita canela (opcional).
  • Para acompañarla puedes utilizar frutos rojos, miel, chocolate derretido… a tu gusto.

Elaboración:

  1. Pon las hojas de gelatina en un bol, échales agua hasta cubrirlas de sobra y deja que se hidraten entre 5 y 10 minutos.
  2. En un cazo vierte la nata, el azúcar y la vaina de vainilla abierta o la ramita de canela si quieres aromatizarla.
  3. Pon el cazo a fuego medio-alto y espera hasta que casi llegue a ebullición.
  4. Cuando empieces a ver algunas burbujitas, retira el cazo del fuego y quita la vaina o rama que hayas podido incluir.
  5. Escurre la gelatina cogiéndola con las manos y estrújala un poco para que suelte el agua y échala en el cazo.
  6. Remueve un poco la mezcla para que la gelatina se disuelva por completo.
  7. Echa la mezcla en los moldes que prefieras, puede ser uno grande o 4 individuales.
  8. Espera a que se enfríen a temperatura ambiente y después introdúcelos en la nevera durante 4-5 horas para que se cuajen. Ese es el tiempo mínimo, pero pueden llegar a aguantar 3-4 días en la nevera sin problemas.

Esta receta de panna cotta es todo un clásico de la repostería italiana, que aporta un toque dulzón. Además, puedes aromatizarla con frutas, infusiones o queso. ¡Riquísimo!

Hay 1 comentario

Add yours