• CARRER DEL FOMENT 2 · 08402 GRANOLLERS [BARCELONA] · +34 938 79 52 23

El Ajo y Sus Beneficios

La comida italiana se ha convertido en sinónimo de ajo, pero ¿se abusa del aglio en los platos?

Con su gran sabor, abusar del él arruina el plato y pierde su sabor especial. Es mejor usarlo con moderación.

Originario de Europa y Asia Central, utilizado a menudo por los egipcios, el ajo es un alimento resistente. Es el bulbo de la planta, con hojas planas y estrechas. Forma parte de la familia allium junto con puerros, chalotas y cebollas. Está disponible todo el año, pero es más fresco entre marzo y agosto. Se planta a finales de otoño y se recoge en primavera y  verano.

 Al igual que la cebolla, el bulbo del ajo casi no tiene olor hasta que se corta. El aglio tiene un sabor muy picante cuando está crudo, que se suaviza y se vuelve dulce cuanto más tiempo se cocina. 

Beneficios para la salud:

No solo es un ingrediente aromatizante indispensable para cualquier cocina, las pruebas científicas han demostrado que también tiene muchos beneficios.

Algunos de estos beneficios para la salud incluyen la disminución de la presión arterial, el colesterol, la regulación del azúcar en la sangre, la prevención de la formación de coágulos sanguíneos y, por lo tanto, la reducción de los derrames cerebrales. Actúa como un antibiótico natural y antifúngico, con propiedades antioxidantes, y también se ha demostrado que el ajo ayuda previene el cáncer estimulando los glóbulos blancos del cuerpo y neutralizando algunos carcinógenos. 

Consejos de almacenamiento y cocción de ajo:

  • El aglio almacenado al aire libre durante demasiado tiempo perderá gran parte de su sabor. Para almacenar más de un par de semanas, pelar los dientes y guardarlos en aceite de oliva en el refrigerador.
  • Dependiendo del tiempo y variedad, los bulbos de ajo entero se mantendrán frescos durante aproximadamente un mes si se almacenan adecuadamente. 
  • Para eliminar el aliento de ajo. El perejil fresco es un ambientador natural.
  • Para eliminar el olor a ajo de tus manos. Frota con sal o limón y enjuagua con agua fría.
  • Para pelar fácilmente los dientes de ajo.  Presiónalos suavemente contra una tabla de cortar con la hoja plana de un cuchillo. Romperá la piel y esto permitirá pelarlos mucho más fácilmente.
  • Para agregar un sabor de aglio sutil al plato. Pon los dientes de ajo enteros o en trozos grandes y retíralos de la comida antes de servir.
  • Cuanto más tiempo lo cocines, menos sabor y olor tendrá. 
  • Para un sabor fuerte. Agrega el ajo justo antes de que se complete el tiempo de cocción. 

#LaMezzaLunaGranollers