Surtido de quesos italianos


Surtido de quesos italianos

¡Buenos días comensales! Hoy, desde La Mezza Luna os traemos un post muy especial y que no os dejará indiferentes: el surtido de quesos italianos. ¿Os gusta la idea? Seguid leyendo pues y dejaros llevar por vuestras sensaciones.

En La Mezza Luna somos italianos y, como tal, nos apasionan los quesos de nuestra tierra. Es por eso que entre todos decidimos añadir a la carta un plato sencillo pero lleno. Lleno de sentimiento y de sabor.

En este post vamos a explicaros algunos de los quesos más típicos de la región italiana para que así podáis diferenciar los unos de los otros y poder llegar a ser casi unos expertos queseros.

Gorgonzola

Este queso blando nace a finales del Siglo X en una localidad llamada Gorgonzola, muy cerquita de Milán. Su característica principal son las pequeñas “estrías” azuladas que se reparten por toda la zona blanca del queso. Con un sabor fuerte pero muy gustoso, la Gorgonzola tiene propiedades especiales  ya que no solo tiene minerales sino que, además te aportará vitaminas A, B y PP)

Normalmente, aunque también se puede comer solo, se usa para elaborar salsas y cremas.

 

Grana Padano

Este es un queso muy distinto a la Gorgonzola, pues es duro. Con un color muy parecido al blanco pero con un toque cobrizo,  el Grana Padano proviene de la llanura del Po y el valle del río Grana, de ahí su nombre.

La digestión de este queso es una de sus múltiples virtudes y es que el Grana Padano además de ofrecernos vitaminas nos aportará proteínas; además del calcio, el hierro y el fósforo.

Igual que la Gorgonzola,  el Grana Padano es perfecto como condimento. En este caso no se utiliza para hacer salsas, sino para acompañar platos o vino.

 

Mozzarella

Nápoles, Roma o Benevento son algunas de las provincias en donde se elabora este queso de sabor tan delicado y es que, para su elaboración se requiere un proceso tecnológico muy bueno, capaz de usar únicamente productos naturales  y tradicionales.

Posee no solo proteínas y vitaminas, sino que además podemos encontrarnos con un gran aporte de flora láctica y sales minerales.

La mozzarella se puede consumir fresca y, aunque el sabor no sea muy intenso, es perfecta para combinarla con otros quesos y así potenciar su sabor. Normalmente se utiliza junto con el tomate para una base de queso en la pizza y de acompañamiento de otros ingredientes.

Parmigiano

La pasta dura y cocida del Parmigiano hace que este sea un queso bastante duro y de maduración muy lenta. Con un color pajizo, el parmigiano es uno de los quesos que menos grasa aporta.

El Parmigiano nos aportará calcio y el fósforo necesario para que nuestro cuerpo lo asimile sin problema alguno.

Es un tipo de queso que se elabora tradicionalmente, con leche de vaca curada y en la mayoría de los casos se utiliza para acompañar un plato de pasta o bien un buen vino.

Y hasta aquí el surtido de quesos de hoy. Si te has quedado con ganas de más, no te preocupes ya que en nada volveremos a subir algún post que explique otro tipo de quesos.

¡Hasta la próxima!

NOEMI MONFORT

Foto: Omammamia

 

+ There are no comments

Add yours