La Panna Cota


La Panna Cota

La Panna Cota tradicional Italiana

Hace unos días hablamos sobre los diferentes postres que ofrecemos en nuestra carta. Los numeramos y comentamos muy por encima qué ofrecíamos de cada uno. Sin embargo, creemos que hay un plato que merece especial interés. Aun así, ya sabéis que, en nuestro restaurante, todos los platos se cocinan con el mismo gusto y, aunque no os queramos desvelar mucho, os comentamos que más adelante seguiremos hablando de los diferentes postres que ofrecemos.

Pero ahora, vayamos al grano y hablemos de uno de los postres que más nos piden nuestros clientes: Panna Cotta. Para empezar, debería comentaros que es un plato típico italiano y que, tal y como se merece, este no ha cambiado su nombre, aunque se haya expandido por toda Europa.

Muchos se comen el pato y lo disfrutan, pero, ¿sabíais que significa nata cocida?, ¿no? bueno, ahora ya os lo podréis comer sabiendo algo más de este postre tan exquisito.

La Panna Cotta proviene concretamente del Piamonte región que quizás no os suene pero que situaréis si os digo que su capital es la conocida ciudad de Turín.

Mucha gente suele confundir este plato con el flan (que, si no lo habéis probado en La Mezza Luna, deberíais, porque es una de nuestras especialidades) pero, en realidad, tan solo se parece en la forma ya que sus ingredientes son totalmente diferentes: para empezar la Panna Cotta se elabora a partir de crema de leche y gelatificantes. Es por eso que la diferencia básica es el sabor más lácteo y la textura gelatinosa.

De fresa, de moras, de frutos rojos, al caramelo, aromatizada con ron… hay muchísimas variedades de Panna Cotta y es que, este postre tan tradicional tiene tantas formas de hacerse que es imposible aborrecerlo nunca. Además, los amantes del chocolate están de suerte pues, también es perfectamente compatible con una de las delicias más preciadas de mundo.

Para aquellos que son alérgicos al gluten, para los veganos y vegetarianos, la Panna Cotta es ideal ya que este postre puede ser elaborado de la manera que ellos deseen, convirtiéndose así en un postre apto para “todos los públicos”. ¿Cómo? La gelatina puede ser sustituida por agar-agar para los vegetarianos, por gomas vegetales para los veganos y, para los intolerantes a la lactosa, pueden sustituir el lácteo por leche de coco, almendras o sin lactosa.

La parte más complicada de este postre es conseguir esa textura y consistencia que tan característica de la Panna Cotta. Pero en La Mezza Luna, los retos nos gustan y, según nuestros clientes, conseguimos elaborarlo muy rico. ¿A qué esperas a probarlo? Vente a nuestro restaurante y disfruta de los mejores postres y platos italianos elaborados con el mejor cariño del mundo para nuestros comensales.

¡Te esperamos!

 

 

+ There are no comments

Add yours